Los perros también escriben whatsapp 

Las personas no somos las únicas que nos comunicamos por mensajería instantánea, los perros llevan décadas haciéndolo en cada esquina a través de los marcajes con orina. ¿Quieres saber qué mensaje contiene la orina? ¿A través de qué órgano son capaces de descodificar esa información? Pues continúa leyendo.

Cuando salimos a dar un paseo con nuestro perro,hacemos innumerables paradas en cada farola, esquina o poste que nos encontramos en el camino para que él pueda oler la orina del resto de perros, os suena verdad? Este acto, que puede resultar desagradable, para ellos es como leer un mensaje de alguno de los perros del vecindario que minutos, horas e incluso días antes pasaron por allí y dejaron su nota de olor.

Y ¿cómo son capaces de leer estos mensajes incluidos en la orina? Las personas nos valemos de la vista para reconocer a nuestros congéneres, sin embargo los perros utilizan su nariz para reconocer y recoger información de los perros que viven o qué pasan por su barrio. Esto es posible gracias a que su nariz está recubierta de multitud de células receptoras del olor y a un órgano llamado vomeronasal.

Para que podamos entender cómo funciona tanto el tejido que recubre la nariz como el órgano vomeronasal, debemos saber que:

” todos los objetos que nos rodean están impregnados con unas moléculas que aportan el olor característico a cada uno de ellos y nosotros no somos capaces de detectarlos porque, si comparamos el tejido que recubre nuestra nariz con la del perro, estos tienen unos trescientos millones de células componiendo este tejido mientras que nosotros tan solo seis millones de células

Además los perros tienen más variedad de células, por lo que son capaces de detectar más clases de olores.

La otra estructura encargada de captar los olores, es el órgano vomeronasal. Se sitúa en el paladar y esta formado por una serie de receptores que captan unas moléculas llamadas feromonas. Estas se encuentran normalmente en los fluidos como es la orina.

“Las feromonas son las que contienen la información referente al sexo del perro, si es macho o hembra, su edad, si es un cachorro o perro adulto y su estado sexual, es decir, si se encuentran en un buen momento para aparearse”

Para poder recoger y entender toda esta información, los perros tocan ligeramente el líquido y entreabren la boca para impulsarlo hacia el interior y llegar al órgano vomeronasal. Si habéis tenido la oportunidad de fijaros en el comportamiento de vuestro perro al oler más de cerca el orín, algunos dan unos toques con la lengua en el paladar de forma repetida. Están realizando un tipo de conducta llamada toguing. Con estos golpecitos facilitan que la información se pegue más rápido al órgano vomeronasal. Incluso algunos lamen por completo la orina y suele ser porque la hembra que ha depositado el pis está en celo. Toda la información recogida pasa directamente al cerebro para ser procesada.

Os habéis preguntado alguna vez ¿por qué los perros tienen la trufa normalmente húmeda? Una de las razones es que al estar húmeda ayuda al órgano vomeronasal a recoger más fácilmente moléculas de olor. Pensar por momento que entre un tumulto de gente vuestro perro no os encuentra y va tocando con su nariz las pantorrillas de la gente. Lo que está haciendo es intentar recoger nuestro olor y reconocernos.

Ahora ya sabemos con qué recogen la información pero ¿por qué marcan en una esquina o en una farola y no en mitad de la calle? ¿ por qué utilizan estos puntos estratégicos? Necesitan que el lugar elegido para marcar sea un lugar elevado y visible, de esta forma ven y perciben mejor los olores de la orina. La vejiga va vaciándose poco a poco y de esta manera pueden ir dejando marcas a menudo y de forma repetida. La altura a la que dejan la marca de orina es indicativa de la altura del perro.

Una creencia extendida es que los mensajes que se dejan estos puntos hacen referencia a la posesión del territorio. Lejos de ser meras marcas de territorio, la orina deja información a las hembras sobre la disponibilidad sexual y en los machos de la confianza social. El marcaje a nivel individual no solo deja información sobre el propio individuo si no también la frecuencia con la que pasa. Recordemos que los perros tienen un tejido que les permite diferenciar lo reciente o antiguo que puede ser el orín y por tanto, diferenciar las veces que un mismo individuo a marcado.

Acompañado a este marcaje con orina muchos perros escarban o arañan para añadir nuevos olores que se encuentran en las glándulas de entre las almohadillas de los pies.

Los perros no dedicarían tanto tiempo y esfuerzo en ir reconociendo si no les fuera a aportar algún beneficio. Necesitan conocer los perros con los que comparten barrio o zona de juegos. Por eso cuando salgamos a pasear con ellos dejémosles olisquear, sin pensar lo repulsivo que pueda parecer.

“Es un ejercicio mental que les hace desgastar mucho más que un largo paseo, por raro que nos pueda parecer”

Te invito a probar en un día lluvioso, cuando salir a la calle nos resulta engorroso, jugar con tu perro a esconder premios. No solo le mantendrá entretenido si no que será un maravilloso juego de estimulación mental.

Ahora que ya conocemos como funciona la nariz de nuestro perros, no podemos escudarnos en la excusa de no limpiar los pises de la calle porque es una forma de comunicación entre ellos. Es nuestra obligación como responsables de ellos el limpiarlo. No olvidemos que por muy diluida que este la orina estos serán capaces de sacar información.
Si quieres saber más sobre el tema puedes leer el post ¿me pueden sancionar si mi perro orina en la calle?

 

¿Te ha resultado útil esta información?

Cargando ... Cargando ...

1 pensamiento sobre “Los perros también escriben whatsapp ”

  1. Pingback: Y tu perro… ¿juega? Beneficios de la Juegoterapia – Amigos Perrunos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *