Claves para proteger a tu perro del calor

https://yuupet.com/themes/yuupet/images/logo-yuupet.png.

Las buenas temperaturas han llegado y con ellas podemos disfrutar más de nuestro perro dando unos largos paseos, desarrollando algún tipo de actividad junto a él o pasar un agradable día en el campo. Para que nuestro perro no se vea afectado por las estas temperaturas, en este artículo damos las claves para protegerlo frente al calor y evitar el tan temido golpe de calor.

Antes de explicar que medidas debemos de tomar para que no les afecte de forma negativa el calor, es conveniente conocer como regulan ellos su temperatura corporal. Los perros no presentan glándulas sudoríparas en su cuerpo, salvo en la zona plantar, es decir, las almohadillas.

“Los perros no presentan glándulas sudoríparas en su cuerpo, salvo en la zona plantar, es decir, las almohadillas”

Ellos utilizan el jadeo y su piel para refrescarse. En el caso de la piel, el intercambio de aire se realiza a través de una capa de aire que se queda entre el pelo y la piel, así se hace posible que el aire caliente procedente del interior del cuerpo se intercambie con el fresco del exterior.

“Ahí reside la importancia de mantener cierta longitud del pelo y no rapar, pues al contrario de lo que siempre pensamos, que el pelo da calor, le protege del mismo.”

 

¿Qué  medidas debemos tomar para protegerlos de calor?

  • Salir en horas de baja incidencia solar, es decir, a primera hora de la mañana y al atardecer.
  • Llevar con nosotros una botella con agua para que pueda beber en cualquier momento durante el paseo.
  • Si tiene que salir en las horas de mayor calor, que la salida sea lo más corta posible e intentado ir por zonas con mayor sombra.
  • No dejar nunca al perro solo en el coche. Aunque se encuentre estacionado a la sombra y con las ventanas bajadas, la temperatura interior aumenta rápidamente.
  • Dejar siempre agua fresca a su alcance. Se recomienda dejar agua en dos recipientes por si uno se vuelca.
  • Debe tener siempre un lugar donde refugiarse del calor y poder tener sombra.
  • Durante los paseos podemos refrescarles la zona abdominal y los plantares. No se recomienda mojarles el cuerpo entero porque pueden sobrecalentarse y sufrir un golpe de calor.
  • Si quieres que te acompañe a las playas perrunas, acuérdate de llevar una sombrilla y abundante agua cuando vayas en las horas de mayor calor.
  • Ponerle un cubito de hielo en el recipiente del agua.
  • Utilizar toallas y chalecos refrigerantes.

 

¿Qué perros son los que corren más riesgo de sufrir un golpe de calor?

Los perros que corren más riesgo de sufrir un golpe de calor son:

los que los de avanzada edad, los que presentan sobrepeso, aquellos que ya han sufrido un golpe de calor, los denominados branquicéfalos cuya nariz es chata, los que sufren algún tipo de dolencia cardíaca o respiratoria y aquellos que no tienen acceso a sombra o agua.

 

¿Cómo podemos saber si nuestro perro está sufriendo un golpe de calor?

  • Salivación y gemidos, fuertes jadeos, vómitos y encías muy rojas
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Se encuentra confuso, ansioso o aturdido
  • Se tumba y es reacio a levantarse
  • Caliente al tacto
  • Se tambalea, tropieza

 

¿Cómo podemos actuar ante un golpe de calor?

  • Acudir al veterinario inmediatamente: si se lleva en coche poner el aire acondicionado o bajar las ventanillas.

Mientras tanto:

  • Llevarlo a un sitio fresco. Humedecer, sin envolver ni tapar, prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fría. También podemos utilizar un pulverizador de agua.
  • Ponerle un cubito de hielo en el puente de la nariz, las inglés y axilas.
  • Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso.
  • Cuando la respiración sea normal, mantenerlo sobre una toalla húmeda.

 

REFRIGERIOS CANINOS: una forma divertida de hidratar y refrescar a nuestro perro

Para evitar el temido golpe de calor os recomendamos una última forma de hidratarlos y refrescarlos además de darles una estimulación mental adecuada con los llamados REFRIGERIOS CANINOS.

Para realizar estos refrigerios tan sólo necesitáis un recipiente, agua, premios y grandes dosis de imaginación. Para el recipiente podéis utilizar botellas de plástico grandes o pequeñas, cubiteras, poleras, etc. En cuanto a los premios os recomendamos trocitos de salchichas o frutas tales como la manzana, la pera o el plátano.

Cogeréis el recipiente, le colocareis los trocitos de premios en su interior, cubriréis con agua y ya estará listo para meterlo en el congelador. Tras varias horas, lo sacaréis del congelador para ofrecérselo a vuestro perro. La diversión estará garantizada.

Y vosotros… ¿ya habéis probado con vuestro perro el Refrigerio canino?

 

¿Os ha resultado útil esta información?

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *